► Pasta para ladrillos refractarios

Proyecto: construcción de un horno cerámico. (esta vez vamos a hacer un horno tipo "botella" a leña).

Fórmula para fabricar ladrillos refractarios:
40% Arcilla blanca (Tinkar en Argentina, similares son las arcillas de Alcañiz en España, las de San Simón en Brasil , las arcillas blancas aluminosas de Antioquía en Colombia, la Ball Clay o arcilla de bola)
30% Caolín (ideal el muy blanco sin trazas rosadas que sería que contiene óxido de hierro)
30% Chamote*  grueso
Y la mitad del volumen de aserrín.

*Chamote: o chamota, es arcilla calcinada, generalmente de color grisáceo, son los restos de cerámicas cocidas y sin esmaltar de piezas que salen falladas en las fábricas de lozas, como nada se tira, se las muele o pulveriza y según como se la muela se le da distintos nombres: impalpable (porque parece azúcar impalpable); fino (arena muy fina); mediano (granos de arena gruesa); grueso (vemos los pedacitos como si fueran pequeños guijarros). Se usa como antiplástico, esto es que le da cuerpo a la pasta y disminuye el encogimiento en el secado.

Ejemplo: 
Para preparar 60 kilos de pasta:
24 kg. de arcilla blanca
18 kg. de caolín
18 kg. de chamote grueso
y agregar aserrín calculando que le adicionamos un 50% del volumen (que no es lo mismo que 30 kg de aserrín) calcular a ojo, si son seis baldes de polvo seco entre la arcilla, el caolín y el chamote, agregar tres baldes de aserrín.
Poner la amasadora en movimiento e ir agregando agua hasta formar una pasta ni muy compacta ni muy blanda.

Y si no tenemos amasadora y vamos a hacer la mezcla  de manera casera, a mano, en un tachón grande de plástico de esos para lavar la ropa, jaja! (como hago yo en casa), mezclamos:
4 kilos de arcilla blanca
3 kilos de caolín
3 kilos de chamote grueso
Mezclo todo esto en seco yyyyyyyyy
Paso a medir el volumen en un par de baldes, si con este polvo lleno dos baldes, entonces agrego 1 balde lleno de aserrín, vuelvo a meter todo al tachón, mezclo bien de nuevo sin levantar polvareda y ahí recién comienzo a agregar agua  con una jarra hasta formar una pasta que se pueda trabajar, con paciencia y a mano voy mezclando todo, no nos van a salir muchos ladrillos con cada vez que preparemos de a 10 kilos de pasta en un tachón, nadie nos dijo que sería fácil, pero se puede. Es sólo cuestión de paciencia.

 
Colocar la pasta en los moldes de madera para fabricar ladrillos (previamente untados con aceite de motor para poder desmoldarlos facilmente) sólo se untan al principio, y luego prodecer a compactar el barro dentro de los moldes, con las manos pegando pequeños golpecitos o con una madera plana, dar vuelta el molde y colocar más barro en donde no llegó a completarse o no se llenó, alisar con espátula o una maderita para sacar los sobrantes de arriba y abajo, agarrar el molde y pegar un par de golpecitos para desmoldar, preferiblemente ya sobre las mismas maderas donde los vamos a estibar dejando una separación entre cada uno para que circule aire entre ellos y dejar secar.

El secado de los ladrillos lleva por lo menos unos 30 días si los colocamos a resguardo, donde haya buena ventilación pero no a la intemperie para evitar la lluvia. (los hemos colocado bajo techo, estibados en pallets de madera, y ya tienen 3 semanas y aún no se han secado completamente).
Los vamos a cocinar a unos 1200ºC (ver curva de temperatura más abajo), claro, eso en la escuela, pero si no podemos llegar a esa temperatura en un horno más pequeño a gas o leña con que los horneemos a 1000ºC también será suficiente, una vez armado el horno y con las sucesivas encendidas se terminarán de cocer. 
El aserrín se quemará y estos ladrillos van a quedar porosos y livianos.

Los moldes para fabricar ladrillos son simplemente cuatro maderas (sin fondo) dispuestas en rectángulo, con dos asitas de madera como para poder maniobrar más cómodamente. el molde se puede fabricar del tamaño que uno necesite, incluso, si tenemos ingenio, podemos hacer ladrillos curvos o hacer moldes de dos, tres o más ladrillos. depende del tiempo y las ganas de hacerlos. Nosotros usamos moldes de dos ladrillos cada uno.Sacamos cuentas y para fabricar el horno botella y necesitamos unos 150 ladrillos refractarios. Sin contar la cúpula.

Aquí pueden verse, se están secando desde hace tres semanas:


Curva ideal de temperatura para la cocción de ladrillos refractarios en horno a gas (en horno eléctrico el humo arruina las resistencias):

 (click sobre la imagen para agrandar)

 -----------------------------
24/09/2009
Pudimos! pudimos hacerlo!! no se vino abajo nada y acá están las pruebas: Las cimbras las hicimos con tergopol, conseguí una media esfera para la cúpula y con otros trozos armamos la boca del horno


Acá nuestras manos...


Bueno, acá publico las fotos, se cortó la tapa en tres partes (para alivianar el peso al maniobrar para cargar el horno) y ahora lo estamos dejando secar.


¿Cómo lo ven? a mi me gusta.

Y bueno, ya pasó más de un mes en que venimos dejando secar los ladrillos para poder hornearlos, la profe sospecha que aún no están bien secos, empezamos a cargar los hornos, en el grande de gas entraron casi todos los ladrillos y en uno eléctrico cargamos la cúpula y el resto de ladrillos que no habían entrado en el de gas a riesgo de quemar las resistencias, pero era eso o esperar hasta otra encendida:Colocando los conos pirométricos:
Cerrando la puerta:Encendido del horno:
De ahora en más, durante una semana vamos a darle un templado todos los días, para terminar de secar los ladrillos completamente. No se secan más!!! La profesora estaba en lo cierto, este clima húmedo de Buenos Aires no los dejó secar bien.

El primer día el horno grande subió a sólo 104ºC y por la cantidad de vapor de agua que salía hasta ahí se llevó y se apagó.
El segundo día se llevó a unos 130º
El tercer día a 150º, siempre apagando el horno luego de alcanzar la temperatura.
Así sucesivamente hasta llevarlo a unos 350-400 ºC al sexto día .
Y el séptimo día se empezará la cocción definitiva, se encenderá a las 08:30 hs. calculando que finalizará la horneada a eso de las 22 horas cuando alcance los 1200ºC.

Si dicen que Dios creó el mundo en seis días y al séptimo descansó, esta vez vamos a contradecirlo y trabajaremos como locos justo el día siete, elevando de manera constante la temperatura y controlando siempre los quemadores. Le haremos turno por postas para que todo salga bien.
Deséennos suerte.

------------------------
 07/11/2009
Estoy sangrando. Resulta que al fin, luego de templar y templar los hornos para cocer los ladrillos para el horno botella, luego de soportar la humareda que nos dejó con los ojos enrojecidos cuando el aserrín de los ladrillos se empezó a combustionar (esto ocurrió cuando tocamos aprox. los 300º C) y tuvimos que apagar los hornos porque era imposible que en la escuela se siguieran dando las otras clases, dejamos para este martes la bizcochada final, bien tempranito y sin alumnos tomando cursos para que no padecieran nuevamente el humo.
Al final, no hubo nada de humo (ya se había quemado todo el jueves pasado).
Llegué ese día después de trabajar a eso de las 15 hs. (nos fuimos turnando entre los alumnos y Marta, la profesora fue la que estuvo de principio a fin), ya estaba por los 700ºC, si bien había visto este horno de gas en funcionamiento, jamás había hecho una horneada en él y me encantó el tema del control del aire, la tobera, mirar constantemente los quemadores, el gas, la presión, la abertura del tiraje... fue una buena experiencia, que incluyó el apagado accidental de un quemador mientras hacíamos el temple y por eso tomar todos los recaudos para el reencendido, dejar que se ventile bien el horno por las dudas de que se haya acumulado gas en su interior (fueron dos segundos) pero hicimos todo como si no hubiéramos visto cuando se apagó, practicamos y memorizamos una y otra vez los pasos de cierres de llaves en caso de emergencia, incluido el corte de energía eléctrica. Con estos bichos grandotes no hay que descuidarse.

Mucho antes de lo que habíamos previsto, a las 18:40 cayó el cono superior indicando que ya había alcanzado los 1200ºC. A las 19:00 hs. cayó el cono inferior y procedimos al apagado completo del horno.

El jueves se descargaron los hornos. Los ladrillos perfectos y Ay! se nos partió la cúpula! por eso sangro. Quedó ahora en cuatro lindos gajos. Lo haremos de nuevo!
















Yo lo adjudico a que éstas fueron colocadas en un horno chico y las calzamos casi a presión, apilada una parte sobre otra. tendríamos que haber agarrado un horno más grande y colocar la cúpula armada para que se cocinara apoyada con todas sus caras correspondientes, de la misma manera como se dejó secar. No lo hicimos y pagamos un precio muy caro por no hacerlo.

Ahora volveremos a hacer nuevamente la cúpula. Agggggg!!! dos meses esperando a que se seque!! y encima nos agarra diciembre!! bueno, en marzo meteremos mano de nuevo. Ya se que no es para mi el horno, es para la escuela, pero le pusimos tanta garra como si fuera para nosotros y los estuviéramos haciendo para el patio de nuestras casas!! Aaaggggg!.
Con esta cúpula que se partió, vamos a ver si al menos la podemos emparchar y pegar con cemento refractario, pero tengo mis dudas de que soporte el calor sin colapsar o rajarse nuevamente, pero al menos queremos hacer una horneada antes de diciembre.
Prueba y error. Prueba y error. No tengo consuelo.

Igual, ya comenzamos a nivelar el piso en donde emplazaremos el horno y a presentar los ladrillos que formarán el piso.














 

















El show debe continuar....

Mezcla para pegar los ladrillos del horno:
80% arcilla tínkar
20% chamote fino
1 chorrito de silicato de sodio (pero un chorrito nada más)

--------------------------------------------------------

06/12/2009
No llegamos a terminarlo, nos agarró el final de clases y falta hacerle el revoque con cemento refractario y volver a hacer la cúpula. De seguro esto queda para el año que viene, pero bueno, acá muestro lo que hicimos hasta hoy partiendo del polvo. No quedó tan perfecto, estuvo levantado a las apuradas y el año que viene vamos a desarmarlo para rehacerlo más tranquilos.
Todo no se puede. la culpa la tiene la "gripe A", que nos hemos perdido varias clases y eso nos atrasó, hubiéramos llegado sinó con encendida y todo, pero el hombre propone y una gripe dispone... ¡Ay Dios!
Algo me quedó muy en claro: a cualquier parte del mundo que vaya soy capaz de fabricarme un hornito de ladrillos de la nada. En cuanto solucione poder cocinar los ladrillos a cielo abierto... ¡¡hago desastre!! jajajajaj!! me van a echar, los vecinos me van a echar...
Buena experiencia. Acá el video final.





25 comentarios:

  1. Qué buena iniciativa! voy a seguir el tema y espero que publiques las fotos de como queda terminado.

    ResponderEliminar
  2. Hola genia te queria preguntar como haces el molde para hacer los ladrillitos de las esquinas...voy a poner en practica el hacer los ladrillos ahhh...me olvidaba si no tenes amasadora como hago la pasta de a un par de kilos hay que amasar bien..contame como es el tema de la mezcla y amasado...cris de rio negro

    ResponderEliminar
  3. hola Cris! los ángulos los hicimos haciendo primero el ladrillo, lo dejamos estacionar una semana para que al cortarlos no se nos deformaran, y luego con una espátula grande (de esas para pasar enduido en las paredes) los cortábamos en triángulos, como si fueran una porción de torta, simplemente haciendo presión hacia abajo, sin usar serrucho ni hacer demasiada fuerza, por cada ladrillo sacamos 4 ángulos.
    podes hacer de a 10 kilos de pasta en un fuentón bien grande de esos para lavar la ropa, el tema que el chamote medio te lastima las manos (lo sufrimos cuando limpiábamos la amasadora), tendrías que ver la forma de hacer la mezcla con unos buenos guantes de goma bien gruesos. Saludos!

    ResponderEliminar
  4. hola soy decolombia y me gustaria saber que es aserrin para mi puede ser de madera o de que materia

    ResponderEliminar
  5. los hicimos con aserrín de madera. Igual ahora me han contado y he visto algunos trabajos de cerámica hechos con algo que acá en Argentina le llaman "perlita", no conozco qué es y no lo he probado, pero dicen que se agrega igual que el aserrín, en el horno se carboniza y quedan los poros como si le hubieras agregado aserrín verdadero a la arcilla o al barro. Saludos!

    ResponderEliminar
  6. magnifico labor t felicito

    ResponderEliminar
  7. Hola:
    Soy de Morelia, Mich., Mexico y quisiera decirles que los artesanos del estado de michoacan, estan haciendo un horno tipo botella, (CEPAN) que esta dando muy buenos resultados para quema de esmalte sin plomo y la verdad funciona de maravilla.
    Saludos

    ResponderEliminar
  8. Gracias, me compré un horno pastelero y me faltan los ladrillos de abajo. Luego te cuento cómo sale todo.
    Saludos

    ResponderEliminar
  9. hola soy de colombia queria saber cuanto tiempo hay que dejarsecar los ladrillos para despues hornearlos y si quedan de color blanco grasias

    ResponderEliminar
  10. quisiera saber cuanto tiempo hay que dejar los ladrillos antes de hornearlos y si quedan de color blanco gracias

    ResponderEliminar
  11. COMO NO VA A BENDECIRTE DIOS, SI LO QUE DE GRACIAS RECIBES, DE GRACIA LO DAS.
    ME IMAGINO QUE ESTA MISMA PASTA SIRVE PARA HACER LAS PLACAS Y LOS PILARES.
    BENDICIONES.
    EVELIO, VENEZUELA

    ResponderEliminar
  12. Hola! mira, depende del clima en donde vivas, acá en Buenos Aires que tenemos mucha humedad, nos ha llevado un mes para que se secaran completamente y recién ahí los horneamos, no sé cuanto pueden llegar a tardar allá. Un saludo!!

    ResponderEliminar
  13. Y sí, con arcilla blanca y caolín que también es blanco quedan blancos, si reemplazas la arcilla blanca por una roja o rosada te van a quedar rosados.

    ResponderEliminar
  14. Evelio: aquí tienes el link de la fórmula para los pilares:
    http://elbarroyyo.blogspot.com/2010/06/pilares-y-soportes-para-el-horno.html

    placas no me he animado a hacer, pues dicen que si no está la pasta bien compactada y pasada por una laminadora cuando se hacen y si no quedan bien derechitas después de secas, éstas a la larga se parten, pero así dicen... yo sólo hice unos pilares que vienen andando muy bien y pequeños soportes para colocar debajo de las piezas cuando van al horno con esmalte, para prevenir que si chorrea el esmalte no se me peguen y arruinen las placas grandes del horno, que acá salen un dineral. Saludos!!

    ResponderEliminar
  15. Hola buena noches y buena tu explicación pero tengo una duda porque soy de Venezuela y no conozco los termino Tinkar, ni
    Chamote grueso, me puedes decir que son esos productos a ver si acá tienen un nombre distinto, ***GRACIAS***

    ResponderEliminar
  16. hola mi gente como hago para que no me salga poros en la ceramica

    ResponderEliminar
  17. Hola, perdón por la demora, ¿poros? en la pasta o en el esmalte?

    ResponderEliminar
  18. Hola, Verónica soy de Ecuador, conoci esta arcilla blanca grisacea y la utilizan los que preparan el horno para fundicion de hierro gris pero tengo una inquietud este ladrillo refractario que resultados has obtenido bondades y fallas. Saludos gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola, te paso acá la composición química de las arcillas que nombro así puedes buscar en Ecuador las que más se asemejen a ellas:

      Arcilla blanca Tíncar Súper (cantera: San Julián, Santa Cruz, Argentina):

      Sílice…………………………… 64,4 %
      Alúmina……………………… 24,2 %
      Óxido de hierro………… 0,60 %
      Óxido de titanio………… 0,49 %
      Óxido de calcio………… 0,42 %
      Óxido de magnesio……0,18 %
      Óxido de potasio……… 0,53 %
      Óxido de sodio……………0,06 %
      P.P.C (perdida por calcinación)…9,12 %
      Refractariedad…………………….1615º C

      Caolin Sur del Río Blanco (cantera: Las Chapas, Chubut, Argentina):

      Sílice………………………58,7 %
      Alúmina…………………28,6 %
      Óxido de hierro……0,40 %
      Óxido de titanio…… 0,30 %
      Óxido de calcio………0,40 %
      Óxido de potasio…… 0,90 %
      Óxido de sodio……0,40 %
      P.P.C ………10,3 %
      Refractariedad ………1580º C

      Estos ladrillos aguantan temperaturas de 1260ºC o más sin inmutarse. Los hemos horneado a 1200ºC y salieron perfectos, incluso a mano se cortan bien con una sierra para cortar ladrillos o con una amoladora. así que no representa dificultad para construir un horno.
      si los horneas a 1050ªC salen del horno muy porosos y quebradizos, mucho más fáciles para cortarlos, pero luego quizás sigan contrayendo cuando el horno está construido con lo que aparecerían rajaduras en la estructura.
      Horneados a 1200ºC y para que te des una idea, son más robustos y pesados que los refractarios livianos industriales pero no son para nada tan duros como los refractarios compactos, esos que parecen vitrificados. Estos no se vitrifican a 1200ºC.

      Eliminar
  19. hola soy rolando de buenos aires argentina
    y quería preguntarte si sabes algo de ladrillos huecos o llamados pandereta. xq me gustaria fabricarlos..
    muchas graciasssss

    ResponderEliminar
  20. Hola hice la prueba solo con arcilla,chamota y caolín y me salio mas compacto aproximadamente de unos 4 kg, Tambien hice la prueba con el aserrín pero salio demasiado poroso...que % de aserrin deberia ir y cuanto presión debería aplicarse al momento de prensarlo..gracias

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Radish, perdón por la demore, mira, el agregado de aserrín es por volúmen, y antes de agregar el agua al final, tienes que calcular que por cada balde de los polvos secos(arcillas y chamote que ya mezclaste)se le agrega medio balde de aserrín... o sea que si llenaste dos baldes, le agregas un balde de aserrín. Como cuando dicen dos de arena y una de cal para preparar el cemento los albañiles!! acá es dos de polvo y una de aserrín. no sé a qué te referís con la presión, hechos con máquina? pues nosotros los hemos hecho a mano, de la manera milenaria, con un encofrado de madera, así que demasiada presión no le hemos agregado, sólo la que puede hacer una mano humana.
      Saludos!

      Eliminar
  21. Estimados :
    Que propuesta interesante !!. Los felicito. He hecho varios hornos con el objeto de fundir y templar, y siempre me ha faltado información sobre composición d ladrillos refractarios. Observe que utilizan conos de relevo de temperatura. De que son , donde se consiguen? Vienen de varios rangos ?. Tengo instrumental pero nunca se como esta. Estos elementos me permitirían hacer un chequeo de indicaciones. Cuales son las resistencias de aislación que dan los ladrillos aquí utilizados ?

    ResponderEliminar
  22. Hola Luis, se llaman conos pirométricos o Seger (que fue quien los desarrolló), son unas pequeñas pirámides triangulares de unos 6 cm de alto, que son elaborados con materiales cerámicos que funden a distintas temperaturas, sus marcas Orton y Seger son las más conocidas, los puedes comprar en cualquier casa que venda insumos para ceramistas, vienen de tres tamaños, conos grandes, conos chicos y conos autoportantes (éstos últimos se quedan paraditos solos). Hay variedad de conos como para medir desde los 580°C a más de los 1300°C, vienen numerados pero tu pídelos para la temperatura que los necesites, pues según los fabricantes pueden tener distinta numeración y pregúntale al vendedor cómo es que debes colocarlos dentro del horno si no son los autoportantes, deben estar inclinados a 45°C, pero que él te haga la demostración de cómo colocarlo en el horno porque si no lo ves hacer es muy difícil que te lo explique en palabras.(googleá tabla conos pirométricos que te va a aparecer mucha información sobre ellos). Son más exactos que los pirómetros, la temperatura la indica cuando el cono con la gravedad y el calor comienza a inclinarse y al final la punta se inclina tanto que toca donde está apoyado, ahí justo te marca que has alcanzado la temperatura. Si eres de usar sólo el pirómetro, colocando un cono luego de algunas horneadas, te servirá para chequear si tu pirómetro se pudo haber descalibrado o no. Si se ha descalibrado es que los alambres de aleación que tiene dentro de la cápsula de porcelana se han ido escamando/oxidando y por eso entra a medir mal la temperatura, puedes llegar a tener diferencias incluso de +- 50°C... no es que no sirve más el pirómetro, sólo debes comprar otra termocupla y cambiarla, cosa bastante sencilla. Los conos son ideales para chequear si es que a nuestros pirómetros le ha llegado la hora de renovar la termocupla, además de medir la temperatura del horno y de lo que estés horneando dentro de él.
    Hace un tiempo salieron unoc pirómetros láser que con sólo apuntar el rayo por la mirilla te marca la temperatura, son una maravilla de avance tecnológico, pero así de caros!
    Por ejemplo si esmalto yo pongo sí o sí un cono, más allá de que el pirómetro marque bien o no, si hago bizcocho cerámico tanto no me preocupa, unos grados más, unos grados menos no harán gran diferencia para un artesano, pero los esmaltes no perdonan, si le faltó temperatura no maduraron, me quedan una porquería y los tengo que hornear de nuevo, y si me paso mucho puede que se escurran y pegoteo todo el horno... he hecho cada desastre igual, ahjajajaaj!!
    Estos ladrillos soportan tranquilamente más allá de los 1300°C, obviamente como todo también tienen una determinada vida útil, más que nada si horneas con leña, carbón o fuel oil y a muy altas temperaturas, pues las cenizas de la combustión con el tiempo se van adhiriendo a los ladrillos y se les forma una fina capa de esmalte, no hay caso, es el gran drama de los hornos y calderas de las grandes fábricas, que cada tanto deber "remozar y reparar" partes o sectores del horno cambiando los ladrillos donde pega más la llama, pero esto, claro, luego de bastante uso y a muy altas temperaturas (1280 o más), si rondas para fundir los 1000-1100°C el horno y los ladrillos tendrán una larga y linda vida útil.
    Saludos!!

    ResponderEliminar

Hola y Bienvenido!! al dejar tu comentario aquí, me llegará primero a mi correo, no desesperes si no aparece enseguida. También puedes entrar a la solapa Contacto o desde mi perfil (a la izquierda del blog, debajo de mi foto) y mandarme un mensaje desde ahí. Si ayudarte está dentro de mis posibilidades y conocimientos con gusto lo haré. Saludos!!